Tips para una buena digestion

ALIMEN~2

Una buena digestión significa llevar a cabo la degradación adecuada de los nutrientes y una buena evacuación; si durante estas fases se presentan alteraciones, tales como dolor, pesadez, náuseas, gases, eructos, distensión, reflujo o estreñimiento; es señal de que el sistema digestivo está en problemas.

En esta época la mala digestión se ha convertido una consulta muy frecuente en la práctica médica. ¿y esto a que se debe?, ¿por qué se produce más actualmente?… con los nuevos estilos de vida ha cambiado hasta nuestra forma de alimentarnos, sobre todo por los alimentos de mala calidad que ingerimos (comida chatarra),  por el poco tiempo que destinamos para comer, por el estrés, y por los malos hábitos.

Los trastornos digestivos se manifiestan en muchas ocasiones como: hinchazón o distención abdominal, dolores, acidez, vómitos, estreñimiento o flatulencias (gases).

¿Tienes alguno de estos síntomas? Quizás estés sufriendo trastornos digestivos, y es hora de cambiar tu actitud!

Por lo que te recomendamos algunos consejos para mejorar la digestión:

1.- La masticación, hacerlo lentamente permite que los nutrientes se absorban de mejor forma, pues la fragmentación de los alimentos y las enzimas bucales los degradan, facilitando todo el proceso que después ya no controlamos.

2.- Come suficiente fibra. Se encuentra de dos formas soluble e insoluble. La primera, derivada de las frutas, avena y legumbres y  producen  heces más blandas. Las insolubles se encuentran en los vegetales y granos enteros,  proporcionan a las heces su volumen. La combinación de ambas facilita el tránsito intestinal, porque actúan como limpiadores del aparato digestivo y previenen el estreñimiento. La dosis adecuada de fibra debe ser de 25 a 30 gramos al día.

3.- Bebe 2 litros de agua al día. El exceso de fibra favorece la fermentación y la producción de gases, pero cuando se mezcla con el agua mejora el movimiento de los intestinos, evita la acumulación de los alimentos, lubrica los desechos y ablanda las heces para una fácil evacuación. Las mejores opciones son el agua simple y jugos (las bebidas con cafeína, gaseadas  y alcohol no cuentan para este propósito).

4.- No te excedas. Tu organismo produce cierta cantidad de jugos gástricos para digerir tres comidas fuertes al día; pero si una o todas son muy abundantes , no sólo le darás trabajo extra a tus intestinos, también aumentarás la cantidad de desechos y promoverás los síntomas de la indigestión.

5- Cuidar tu salud emocional, reducir en la manera que puedas los problemas que influyen en tu equilibrio emocional

6- Quédate sentado  por lo menos 15 minutos una vez que hayas finalizado tu plato

7- Cuidar tu dieta y alimentación. Evitar frituras y dulces en demasía, consume menos alimentos chatarra, es preferible consumir alimentos frescos, frutas y verduras todos los dias

8- Preferible comer porciones mucho más pequeñas que lo que acostumbras, pero más veces al día.

9- Evita en la medida que puedas la carne roja. Es preferible las carnes blancas como el pollo y el pescado por su fácil digestión

10- No abusar del agua o refrescos durante las comidas

11- Elimina el hábito de fumar definitivamente

12- Cuida tu peso y practica ejercicios regularmente

Publicado en: Para Pacientes, ultimas noticias